5 mar. 2013

Caminata educativa en Roiho: vinculando lo natural y lo cultural

CONAF Isla de Pascua llevó a cabo una nueva caminata educativa en el Parque Nacional Rapa Nui, centrada en los singulares recursos naturales y culturales del sector Roiho.


Al igual que otras caminatas de educación ambiental desarrolladas por la institución, esta fue cuidadosamente planificada y organizada: 6 guías bien preparados, 2 artistas, vehículos de apoyo, un guion balanceado entre temas de patrimonio natural, cultural e histórico y un fuerte respaldo en seguridad. Destacó además el apoyo logístico de la Armada, que con 3 oficiales se hizo cargo de la prevención de riesgos y de las radiocomunicaciones.

El grupo en trayecto hacia Ana Te Pora

Cerca de 65 adultos y menores adhirieron a la actividad, que fue organizada inicialmente para los niños y jóvenes del Hogar de Menores de la comuna. A ellos se sumaron familiares de Carabineros, personas de la comunidad y turistas, quienes formaron un grupo de atentos participantes que en muchos casos tuvieron a través de esta caminata educativa su primer contacto con el sector Roiho.

El miércoles 20 de febrero, varios buses llevaron a los participantes al punto de inicio del recorrido, el sitio conocido como Pu Hakanini te Mako’i, notable por sus petroglifos de temática marina. Allí la Jefa Provincial de CONAF dio la bienvenida y el grupo recibió también la inducción a las normas de protección patrimonial, a cargo de un Guardaparque. Luego el grupo visitó hitos representativos de los recursos que caracterizan el área, como Ana Kakenga. En esta cueva la arqueóloga de CONAF dio una introducción general a los aspectos geológicos del sector Roiho y cómo las diferentes morfologías de las cavernas definieron diferentes usos en la antigüedad.

“Vigilantes de cuevas”

Los participantes vivieron un momento inolvidable en Ana Te Pora, cueva donde esperaban ocultos dos viveristas de CONAF caracterizados a la usanza antigua como hapa’o ana, o vigilantes de cuevas. Estos artistas surgieron de manera sorpresiva de la cueva y en seguida danzaron e interpretaron para el público el papel de las cuevas en la historia local.

Parte fundamental del recorrido fue conocer diversos aspectos sobre el patrimonio natural de los campos de lava existentes por todo el sector. Diversos funcionarios del área de recursos naturales de CONAF destacaron interesantes aspectos sobre flora nativa, plantas medicinales, plantas invasoras y el cuidado del recurso suelo, seriamente afectado por distintas malas prácticas humanas del presente.

La caminata culminó en una de las cuevas más conocidas y espaciosas del Parque Nacional Rapa Nui, Ana Te Pahu, donde un alumno de la Aldea Educativa que desarrolla su práctica en el vivero de CONAF se refirió a aspectos históricos más recientes vinculados al lugar.

Elocuentes testimonios

Un periodista que cubrió la actividad pudo recoger numerosos testimonios, que dan cuenta del éxito de la caminata y la satisfacción de los participantes. Uno de ellos explicó que “es distinto cuando a uno lo guían, cuando te van explicando, te van diciendo en qué consiste y lo que se ha ido viviendo… cuáles fueron las vivencia de las personas de la isla”. Con respecto a la calidad de la caminata, una turista destacó: “los guías súper preparados, todo organizado, impecable, y harta seguridad”.  Y la conclusión de otro participante resumió bien lo que posiblemente fue el sentimiento compartido por muchos de ellos: “estamos todos trabajando para la misma causa: cuidar la isla, cuidar la cultura”.

Dichos testimonios avalan el impacto del mensaje central de la caminata, enfocado en la fragilidad del patrimonio natural y cultural del parque y la responsabilidad de cada uno de cuidarlo. El sector Roiho se ha convertido en los últimos años en un espacio de mucha afluencia de visitantes, debido al interés suscitado por exploraciones y descubrimientos muy publicitados en torno a las cavernas. Por ello, CONAF ha identificado la necesidad de mejorar el manejo de esta área, que se llevará a cabo a través de diversos proyectos, pero donde la educación ambiental será un componente clave, transversal y permanente.


Roiho: el más joven centro eruptivo
Este sector del Parque Nacional Rapa Nui se ubica al norte de Hanga Roa y se caracteriza por sus extensos campos de lava y numerosas cavernas, que dan forma a un paisaje único en el territorio insular.
Dichas características tienen su origen en la actividad volcánica que tuvo lugar en la zona, debido a la acción del Maunga Hivahiva. El último episodio eruptivo de este cono habría ocurrido según ciertas estimaciones hace unos 10 mil años atrás, y posiblemente corresponde a la más reciente manifestación volcánica eruptiva de la isla.
La mayor atracción de Roiho son sin duda sus numerosas cuevas, de variadas formas y longitudes, que tuvieron en la antigüedad múltiples usos por parte de la sociedad isleña. Las cuevas se formaron a partir de los escurrimientos de lava basáltica provenientes de los pequeños conos cercanos.
Enrique Tucki

No hay comentarios:

Publicar un comentario