1 mar. 2013

Arborización “instantánea” con ejemplares de Phoenix canariensis


En una experiencia de gran valor demostrativo, CONAF Isla de Pascua y la I. Municipalidad arborizaron en pocas horas  puntos emblemáticos de este destino turístico.


La arborización urbana y periurbana es en general un proceso cuyos resultados más visibles se van notando a través del tiempo. Las plantitas deben regarse, fertilizarse y cuidarse para que después de años vayan cambiando el paisaje.

Pero no siempre es así. En una iniciativa única del programa de arborización de CONAF Isla de Pascua, se sumaron al stock de plantas varias decenas de ejemplares de la palma Phoenix canariensis, plantadas a través de los años en el recinto de CONAF en Mataveri Otai.

Hay palmas de cerca de 20 años, bien desarrolladas, altas, y otras más jóvenes, pero todas ellas han permitido ir cambiando de la noche a la mañana el paisaje urbano de Hanga Roa, la capital de Rapa Nui. De esta forma, en un trabajo conjunto con la Ilustre Municipalidad, así como con la Junta de Vecinos de Hanga Roa, se han llevado a cabo operativos especiales de arborización con ejemplares adultos de esta palma en diversos puntos del pueblo. 

En enero y febrero 2013, varias palmas fueron trasplantadas desde el recinto de CONAF hasta diversos sitios de Hanga Roa: la nueva plaza de Tahai, la “ecohare” (casa ecológica) del sector Orito y el conocido balneario urbano de Pea, en el borde costero. Debido al tamaño y edad de los ejemplares se utilizó maquinaria pesada municipal, en faenas supervisadas por el personal técnico de CONAF y del municipio, a fin de garantizar la supervivencia de las palmas. 

La extracción se hizo cavando un amplio canal alrededor de cada planta, a fin de conservar íntegras las raíces y recoger parte del suelo original; a su vez, en los sitios de plantación, el suelo fue especialmente preparado y las plantas recibieron cuidados posteriores, debido a las elevadas temperaturas del verano.
Para CONAF, estas iniciativas son de un enorme valor ilustrativo, pues a los ojos de la comunidad se observa de manera evidente y atractiva el aporte significativo de los árboles al mejoramiento del entorno urbano y periurbano. 

Phoenix canariensis
Aunque esta palmera es endémica de las Islas Canarias, se utiliza en diversas partes del mundo para arborización urbana y periurbana.
En Rapa Nui se han plantado ejemplares de Phoenix canariensis al menos desde principios del siglo XX, especialmente en las áreas de Mataveri y al norte de Hanga Roa.
En el centro urbano existen ejemplares de gran altura y edad, que demuestran la excelente adaptación de esta especie a las condiciones de la isla, como suelos delgados y vientos marinos.
La comunidad utiliza a menudo las hojas de esta planta para la confección de hare mauku (stands rústicos) y otros usos temporales.
CONAF reproduce esta especie en el Vivero Mataveri Otai y en terrenos del recinto institucional.
Jorge Edmunds

No hay comentarios:

Publicar un comentario