1 mar. 2013

Ensayos preliminares de marikuru


En 2013 se está priorizando el inicio de ensayos de propagación de marikuru, Sapindus saponaria, a fin de sumar esta especie al programa de arborización de CONAF.


Para ello, el área de producción del Vivero Mataveri Otai realizó en los meses de diciembre y enero pasados una serie de ensayos. Se hicieron 4 ensayos bien controlados con estacas cosechadas durante el mes de diciembre. Se buscó en la bibliografía experiencias con Sapindus saponaria en otras latitudes, las cuales eran poco consistentes con relación a las recomendaciones de propagación y con resultados dispares.

En cada ensayo se trabajó con 20 estacas debidamente seleccionadas de unos 30 a 40 cm cada una. En la base de cada una de las estacas se practicó un corte en ángulo; también se limpiaron las hojas restantes. Para cada ensayo se utilizó una almaciguera de 20 cm de profundidad.

Las diferencias entre los ensayos estuvieron en el tipo de sustrato que se utilizó y las condiciones ambientales. Para los sustratos se utilizaron diferentes proporciones específicas de tierra vegetal, arena y turba; para las condiciones ambientales los ensayos se hicieron dentro y fuera de invernadero. A los 4 ensayos se les aplicó enraizante.

En 3 de los ensayos se obtuvo baja germinación, entre un 5% y un 10%, después de 14 días. En el ensayo no. 4 se obtuvo germinación del 70%, resultando una experiencia claramente positiva con respecto a las demás, que se atribuye a las condiciones de alta temperatura del interior del invernadero y uso de sustrato turba de calidad comercial.

Estos resultados preliminares permitirán mejorar la propagación del marikuru, hacer ensayos más específicos y aprovechar de manera eficiente el escaso material vegetal disponible para la producción a mayor escala de esta especie nativa, a fin de que de manera gradual pero sostenida pueda repoblarse la isla con un árbol que en tiempos pasados jugó un papel importante en la vida diaria de la población.
Un desafío de propagación
Las especiales condiciones climáticas de la isla, como asimismo sus suelos, junto a las características de varias de las especies vegetales locales, requieren llevar a cabo ensayos de propagación que permitan mejoras progresivas en el manejo y producción de las especies destinadas a conservación, arborización, forestación y otros programas.
Esto por supuesto es imprescindible cuando se trata de comenzar a trabajar con una especie que no se ha producido anteriormente en vivero y sobre la cual existen escasos antecedentes sobre su reproducción y desarrollo en las especiales condiciones ambientales de la isla. Tal es el caso del marikuru (Sapindus saponaria), árbol nativo de Rapa Nui, y del cual quedan hoy contados ejemplares.Aunque es posible reproducir esta especie a partir de sus semillas, estas son escasas e insuficientes para una reproducción a escala mayor. Por eso es necesario aplicar paralelamente otros métodos, como la reproducción a partir de esquejes.Este año, CONAF ofrecerá las primeras plantas de marikuru, que se entregarán a personas o instituciones que puedan garantizar los cuidados necesarios para el buen desarrollo de esta especie y en particular un riego abundante.
Juan Pacheco

No hay comentarios:

Publicar un comentario